19 de agosto de 2008

LLOVIENDO A CÁNTAROS

No estábamos en casa, así que no vimos la tromba que cayó en el norte de la ciudad.
Comimos hasta reventar, el buffet es adecuado en El Campirano de la condesa, mi chata intento probar de todo...jajaja no lo logró. El dolor de brazos con el que desperté fue producto de cargar 6 kilos de carne y huesitos de bebé. No cabe duda que las madres antiguas, que acunaban hasta dos chamacos, tienen el cuerpo correoso y la piel curtida.

El cielo estaba gris y amenazante cuando salimos del restaurante. Un tráfico endemoniado me recibe ya casi llegando a casa. Árboles y palmeras tiradas en avenidas, y ríos de agua enlodada corrían por las calles. La gente "chic" de la Lindavista afuera de sus casas, con los jeans arremangados e intentado destapar cañerías. La secundaria donde estudié -entregando alumnos temprano- había recibido el agua de lluvia sin expectativas favorables, el resultado: una alberca gigante de 1.5 mts de profundidad remplazando las aulas de la planta baja. La Escuela Primaria que está a un costado de la secundaria, con las mismas consecuencia. Los padres de familia con sus hijos en hombros, cruzaban de un lado a otro, con el agua llegándoles a la mitad de las piernas.

Rodeando manzanas y callejones, para evitar flotar con todo y carro, logré llegar a casa. Vivir en las faldas de un cerro tiene sus beneficios. Aunque del viento no nos protege, y mucho menos de los rayos que lanzan la tormentas. Un pino grande cayó encima del tanque estacionario de gas, en la casa contigua a la mía. Los bomberos intentando desconectar instalación, lo lograron hasta las diez de la noche. Mi casita sin estragos porque tuvimos la suerte de que estaba mi cuñada, se le ocurrió subir a la azotea para vigilar las coladeras, y se encontró con que dos de ellas se habían tapado por las hojas caídas del árbol lateral de la casa, que por cierto, quedó pelón.

Vaya pues con la naturaleza. Ayer cayeron rayos, centellas, galonadas de agua de los cielos.
Ayer 18 de Agosto, jeje, me burlo de mí ma', diciéndole: "Como se te ocurre nacer este día, el mismo en el que vieron la luz, nuestro nefasto presidente enano, y la bruja maestra jajaja".

Sólo revindico este día porque nació la mujer más maravillosa del mundo...¡MI CHATA HERMOSA!


Yop...

1 comentario:

MARICHUY dijo...

Mafalda

Bello relato de lluvias, rayos y centellas. Pucha¡! ya no me acordaba que ese día cumple años el nauseabundo Fecal, pero tu mamá y la bisabuela de Anggek, salvaron el día.

Saludos